martes, 7 de diciembre de 2010

CONTROVERSIA VLAD TEPES DRACULA ..MITO O REALIDAD

Vlad Tepes se le conoció en Rumanía como "El empalador". Los historiadores le describieron igualmente como héroe y gran defensor de la independiencia de su país, que como un torturador nato que disfrutaba con atormentar y asesinar. Vlad era uno de los tres hijos que tuvo el príncipe de Valaquia conocido como Vlad II apodado "El Diablo", también Caballero de la Orden del Dragón (de hecho, el dragón formaba parte del emblema familiar). Este hombre era un ser cruel al que se le apodó "Dracul" (Diablo), y el mismo apodo lo heredó su hijo Vlad. Sus hermanos eran Mircea (el mayor), y Radu.
Vlad hijo nació en Transilvania, en la ciudad de Sighisoara, y su primer apodo fue el de "Draculea" (hijo del diablo). También tuvo el apodo de Tepes (empalador) porque era su método favorito para acabar con sus víctimas.
Vlad tuvo una infancia más que difícil. Le educaron en la religión cristiana en Transilvania, y cuando tenía 13 años su propio padre le abandonó junto a su hermano Radu a manos de los turcos que lo tuvieron como rehén desde 1444 hasta 1448. Durante esos años tuvo que convivir con gentes que profesaban otra religión y hablaban otro idioma (detalle este que se puede ver también en el film El guerrero número 13, donde Antonio Banderas aprendía un idioma extranjero mientras vivía con sus capturadores). Para cuando fue liberado, contaba con 17 años.
..............
Su padre le dejó con los turcos a modo de baza con la promesa de no atacarles, sin embargo rompió su promesa, lo que puso a Vlad en una situación difícil. Estaba sentenciado a muerte, pero el sultán Murat II, quien le crió, le perdonó la vida para utilizarlo a su vez como baza.
Tras la batalla de Belgrado, los mismos turcos ayudaron a Vlad a hacerse con el poder. Primero consiguió ser príncipe de Transilvania -aunque no duró mucho- y luego rey de Valaquia. 
Reinó en el sur de Rumanía de 1456 a 1462
El rey húngaro Matthias lo aprisionó a petición de Mehmet II en 1462 pero no lo metió directamente en una prisión de Budapest. Lo tuvo en su castillo casi como un invitado y durante su estancia "penitenciaria" aprendió el oficio de encuadernador de libros.
En 1467 Matthias le presentó y ofreció a la dama Ilona Hunyadi, segunda mujer con quien se casaría y quien le daría un hijo, Vlad. Como se ve, es normal que se hable del "exilio" de Dracula en vez de la época de prisión.
En 1473 Matthias perdonó a Vlad y en 1476 con su ayuda le devolvió el trono de Rumania. Luchó entonces contra los turcos que, pillándolo desprevenido en una emboscada, lo capturaron y le decapitaron. Se dice que lo enterraron en la isla-monasterio de Snagov, pero que su cabeza se envió a Estambul, a manos del sultán Mehmed II, como prueba de su muerte, y allí -según el folklore- se mostró públicamente colgada en una estaca.
Respecto a su cuerpo se cree que fue enterrado en la isla-monasterio, y aunque aún es aceptada esta suposición -sobre todo para sus fans- lo cierto es que está vacía y que en excavaciones profesionales sólo se ha demostrado que allí no yació su cuerpo. El historiador Nicolae Serbanescu dice en su libro "Historia del Monasterio Snagov" que la tumba de Vlad fue profanada en 1875 y sus huesos fueron enterrados en otro lugar, todavía hoy no descubierto. En 1933 los historiadores Nicolae Iorga y Dinu Rosetti realizaron excavaciones en la tumba de Vlad y encontraron huesos de caballo y un anillo con las armas de Valaquia, supuestamente de Dracula. En realidad, no se sabe dónde ni cómo exactamente murió Dracula, si luchando en plena batalla, o "asesinado". Este pequeño detalle pudo dar a Bram Stoker la idea de la inmortalidad de Dracula para su novela. La idea del vampirismo dicen que pudo haberla sacado de los empalamientos, dado que, por lo que se sabe, Dracula no bebía sangre. En mi opinión esta segunda idea podría estar basada en una leyenda leeréis casi al final de esta historia de Dracula.
La Leyenda del Conde Drácula
Hoy día está más que claro que Vlad Tepes no fue un vampiro ni bebía sangre ni se convertía en murciélago ni ninguna de esas cosas. Su relación con estos no es más que la de ser un ser auténticamente malvado y cruel, aunque esto tampoco está muy claro. A pesar de todo, existen algunas otras similitudes: el significado de Drácula (hijo del Diablo) o su decapitación, pero no lo bastante importantes. Vlad Tepes está considerado como un héroe nacional en Rumanía por su resistencia a las invasiones turcas, algo así como el Cid en España. Quizá Bram Stoker, el escritor de Drácula, eligió al personaje por ser un individuo realmente malvado que vivía en una zona donde el mito del vampiro estaba muy arraigado.
A finales del siglo XVII hay toda una epidemia de vampirismo que comienza en Europa del Este y se traslada desde los Balcanes a países como Alemania, Francia, España, Italia e Inglaterra. Personas que viajan al este vuelven contando historias de vampiros y el tema va adquiriendo un interés en filósofos y escritores. Por su crueldad y su localización, Drácula era un perfecto candidato para el vampirismo. Para los rumanos, el hombre que protegió a Rumanía de las invasiones turcas y que la libró de la dominación húngara. No en vano, Bram Stoker es un personaje profundamente odiado en Rumanía. Sin embargo, tampoco hay que negar que la leyenda de Drácula y de los vampiros atrae hoy día a muchos turistas a estas tierras a visitar lugares como el Castillo de Bran (llamado de Drácula aunque ni siquiera está muy claro si llegó a estar allí unos días).
video